Santiago del Estero, Lunes 24
Junio de 2024
X
Espectaculos

Flor Peña reveló que no practica más el poliamor con Ramiro Ponce de León: “Estamos con otras necesidades"

La actriz habló del éxito de Mamma Mia, dio su visión sobre los recortes a la cultura y el ajuste en la economía familiar. La relación con sus hijos y el vínculo con su marido.

26/05/2024

Después del arrollador éxito que fue la obra de Casados con hijos, Florencia Peña protagoniza Mamma Mia, musical que se presenta en el Teatro Coliseo de miércoles a domingos, tras haber sido el gran suceso de la temporada de verano en Carlos Paz.

En ese marco, la actriz dialogó con TN Show sobre varios temas: los recortes en Cultura, el ajuste económico del gobierno de Javier Milei, las declaraciones de Guillermo Francella en apoyo al Presidente, su relación poliamorosa con Ramiro Ponce de León y la exposición de sus hijos mayores, Toto y Juan Otero.

La relación de Flor Peña con Ramiro Ponce de León

-Ahora te pregunto sobre tu relación con Ramiro Ponce de León (su marido). En su momento fuiste de las primeras en hablar del poliamor ¿Te costó dar ese primer paso o se dio de manera natural?

-Con Ramiro se dio de manera natural porque vivíamos separados. Fueron cinco años de vivir separados y necesitamos eso en ese momento. Ahora estamos como en otra... digo... yo creo que las relaciones tienen que ver con la madurez de cada ser y los contratos se pueden replantear, no es que un contrato se sella y te quedaste.

Hace 11 años que estamos juntos y nuestras necesidades como pareja fueron cambiando, y ni hablar cuando llegó Felipe también (su hijo menor, que nació en octubre de 2017).

Yo soy de las que creen que nada está escrito en materia del amor y que me parece que cuando te enamoraste ya estás en problemas, de una manera o de otra, sea una relación abierta, sea una relación monogámica... yo siempre fui una mina que me planteé las cosas que por ahí otros... lo incómodo. Yo siempre me planteo lo incómodo, y es incómodo plantearse la monogamia, siempre fue incómodo, porque hay algo de pertenencia, algo de nuestros mandatos, de la estructura, de que culturalmente somos seres monogámicos aunque no lo seamos de manera natural... es algo que convinimos en que íbamos a hacer en esta cultura. Entonces digo, yo soy de las que plantea ‘loco, hacé tu historia’. No nos compremos todos los mandatos ni todas las estructuras que nos han impuesto, permitámonos dudar, y eso se aplica en todo, no solamente en materia amorosa, y con Ramiro nos permitimos dudar en una época, ahora ya estamos con otras necesidades y no te quiero decir que estas necesidades que hoy tenemos sean las que se sellen, pero hoy estamos en otra historia... veremos cómo sigue.

Estoy por cumplir 50. A los 50 años las prioridades también se ponen en otro lado, eh. El sexo también cobra otra dimensión distinta. El sexo puesto en un lugar de mucha importancia... esa importancia después se pone en un lugar más relativo, y no tiene que ver solo con la edad, yo voy a ser siempre una mina muy sexual, pero sí con las prioridades.