Santiago del Estero, Miércoles 19
Junio de 2024
X
Somos Deporte

El Al-Ittihad de Marcelo Gallardo quedó eliminado nuevamente por Al-Hilal

El equipo del Muñeco cayó 2-1 en las semifinales de la Copa del Rey de Campeones de Arabia Saudita frente al de Jorge Jesus, su verdugo.

30/04/2024

Una vez más, Marcelo Gallardo se quedó con la espina de gritar campeón con Al-Ittihad. Este martes, su equipo cayó 2-1 en las semifinales de la Copa del Rey de Campeones de Arabia Saudita frente al Al-Hilal de Jorge Jesus, su verdugo desde que dirigía a River.

Con esta eliminación quedó sepultada la chance de que el Muñeco dé una vuelta olímpica en su primera temporada en Medio Oriente, debido a que anteriormente había quedado sin chances en la liga local, en el Mundial de Clubes, en la Liga de Campeones Asiática y en la Supercopa de Arabia Saudita.

Este nuevo cruce con Al-Hilal parecía haber arrancado con el pie derecho por el gol de Abderrazak Hamdallah a los ocho minutos del primer tiempo, pero el árbitro se lo anuló a instancias del VAR por posición adelantada.

Antes de la media hora, la visita abrió el marcador gracias Michael, quien eludió al arquero y definió de zurda a la red. El 1-0 descolocó al conjunto de Gallardo, que le costó volver a hacer pie, quedó a punto del nocaut y solamente se salvó porque el juez invalidó el 2-0 por otro offside.

En el complemento, Al-Ittihad aprovechó el hombre demás por la expulsión de Sergej Milinkovic-Savic y llegó al empate de la mano de Hamdallah. Pudo haberlo dado vuelta en varias oportunidades, pero el arquero Bono se hizo gigante cada vez que pisaron el área y N'Golo Kanté falló una chance inmejorable a la altura del punto penal.

Cuando el pasaje a la final del torneo parecía definirse en los penales, el líder absoluto de Arabia Saudita logró el 2-1 por la conquista de Saud Abdulhamid tras un contrataque letal a los 36 minutos y sentenció la despedida de Gallardo y compañía.

Jorge Jesus, el verdugo de Gallardo

Es la quinta vez que Jorge Jesus le gana un mata-mata a Gallardo. El DT portugués le ganó con Flamengo la final de la Libertadores 2019 de forma agónica, lo eliminó de la Champions asiática (2-0 en la ida y en la vuelta), lo superó 3-1 en el campeonato local, 4-1 en la Supercopa y ahora 2-1 en la Copa del Rey de Campeones. Una verdadera pesadilla para el ex River.