Santiago del Estero, Viernes 21
Junio de 2024
X
Mundo

La titular del FMI advierte que aunque se acelera la baja, la inflación no fue derrotada

Según Georgieva, la inflación general de las economías avanzadas fue del 2,3% en el último trimestre de 2023, frente al 9,5% de hace sólo 18 meses, y se espera que la tendencia a la baja continúe en 2024.

11/04/2024

La inflación está disminuyendo más rápido de lo esperado, pero no ha sido completamente derrotada, dijo el jueves la jefa del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, instando a los banqueros centrales a calibrar cuidadosamente sus decisiones sobre el recorte de las tasas de interés a los datos entrantes.

Según Georgieva, la inflación general de las economías avanzadas fue del 2,3% en el último trimestre de 2023, frente al 9,5% de hace sólo 18 meses, y se espera que la tendencia a la baja continúe en 2024.

Esto crearía las condiciones para que los bancos centrales de las principales economías avanzadas empiecen a recortar las tasas en la segunda mitad del año, aunque el ritmo y el calendario variarían, dijo en un acto organizado por el centro de estudios Atlantic Council.

"En este tramo final, es doblemente importante que los bancos centrales mantengan su independencia", afirmó Georgieva, instando a los responsables monetarios a resistirse a las peticiones de recortes prematuros de las tasas cuando sea necesario.

"Una relajación prematura podría dar lugar a nuevas sorpresas inflacionarias que incluso podrían hacer necesaria una nueva tanda de endurecimiento monetario. Por otro lado, un retraso demasiado prolongado podría suponer un jarro de agua fría para la actividad económica", afirmó.

Georgieva dijo que el informe Perspectivas de la Economía Mundial de la semana que viene mostrará un crecimiento global ligeramente más fuerte debido a la sólida actividad en Estados Unidos y en muchas economías de mercado emergentes, pero no ofreció nuevas previsiones concretas.

Aseguró que la resistencia de la economía mundial se estaba viendo favorecida por la solidez de los mercados laborales y la expansión de la población activa, la fortaleza del consumo de los hogares y el alivio de los problemas de la cadena de suministro, pero afirmó que todavía había "muchas cosas de las que preocuparse".

"El entorno mundial se ha vuelto más desafiante. Las tensiones geopolíticas aumentan los riesgos de fragmentación... y, como hemos aprendido en los últimos años, operamos en un mundo en el que debemos esperar lo inesperado", dijo Georgieva.