Santiago del Estero, Martes 28
Mayo de 2024
X
Mundo

Horror en Brasil: una niña de 10 años fue a comprar una gaseosa y la encontraron muerta en una obra en construcción

Un hombre de 32 años fue detenido al confesar el crimen y fue imputado por abuso sexual y homicidio calificado, quién ya había sido condenado en 2017 por un crimen similar.

03/04/2024

Este viernes por la mañana, una nena de 10 años salió a comprar una gaseosa a un supermercado al lado de su casa y nunca volvió. Tras su desaparición, familiares y amigos iniciaron una campaña de búsqueda por las redes sociales y por la noche su mamá presentó una denuncia en la Policía de San Pablo, Brasil.

Sin embargo, Kevelin Sofía Pereira fue encontrada muerta este sábado a la mañana en una obra de construcción. Un hombre de 32 años fue detenido al confesar el crimen y fue imputado por abuso sexual y homicidio calificado.

Según las fuentes policiales, Kevelin llegó a un almacén, que estaba a 100 metros de su casa, alrededor de las 11 de la mañana del viernes. Las cámaras de seguridad del local, ubicado en el municipio de Campinas, logró captar los últimos momentos antes de que fuera secuestrada.

El cuerpo de la nena fue encontrado a la mañana siguiente por un albañil que había llegado a trabajar a una obra de construcción a dos cuadras de su casa. Estaba golpeada y tenía signos de abuso. En el lugar, interrogaron a varios testigos, quienes señalaron a un vecino cercano como sospechoso por tener antecedentes de cargos por violación.

De esta manera, un hombre de 32 años, identificado como Fernando Silva dos Santos, fue llevado a la comisaría y confesó el crimen tras contradecirse en su testimonio. Así fue cómo indicó el lugar donde encontraron ropa de la menor de edad y un martillo con el que la había golpeado. Incluso, admitió haber empezado a cavar un pozo para enterrarla.

“Todo indica que actuó solo”, declaró el delegado José Carlos Fernandes de la Policía Civil a Globo. Asimismo, las autoridades destacaron que Dos Santos ya había sido condenado por abuso sexual en la ciudad de Sumaré por un crimen del 2017, pero fue liberado bajo fianza durante el 2021.

Tras la confesión, el agresor fue detenido de manera preventiva e imputado por violación en persona vulnerable y homicidio calificado.

TAGS Brasil