Santiago del Estero, Martes 27
Febrero de 2024
X
Regionales

Perpetua para un ladrón que junto a tres cómplices mató a un hombre para robarle el auto

La fiscal del juicio, Gisela Paolicelli, dijo al término de la lectura de la sentencia que “la sensación es de satisfacción, porque el tribunal hizo lugar a la petición que pretendía la Fiscalía”, de prisión perpetua.

18/03/2023

Un joven de 23 años fue condenado hoy a prisión perpetua por el asesinato de un hombre al que le robaron el auto mientras esperaba a su padre en el acceso a un hospital de la ciudad santafesina de Rosario, informaron fuentes judiciales.

El fallo del tribunal integrado por los jueces Gustavo Pérez de Urrechu, Aldo Bilbao Benítez y Gonzalo Fernández Bussy recayó sobre Leonardo Camilo Cajal (23), a quien hallaron culpable del homicidio de Sebastián “Oso” Cejas, el cual motivó varias movilizaciones de familiares y amigos en Rosario.

Para el tribunal, Cajal fue una de las cuatro personas que en las primeras horas del 22 de septiembre de 2020 abordó a Cejas en la entrada al hospital Español de Rosario y lo baleó para robarle el auto, un Chevrolet Onix.

Los jueces condenaron al joven de 23 años por los delitos de "homicidio doblemente calificado criminis causae –es decir, para ocultar otro delito, en este caso el robo- y por la participación de dos o más personas".

Además, agravaron la pena por el uso de arma de fuego y la participación de un menor de edad, informaron fuentes judiciales.

La fiscal del juicio, Gisela Paolicelli, dijo al término de la lectura de la sentencia que “la sensación es de satisfacción, porque el tribunal hizo lugar a la petición que pretendía la Fiscalía”, de prisión perpetua.

Paolicelli señaló en rueda de prensa que durante el juicio oral, que se inició el 8 de marzo, no pudo detallar “el rol específico” de Cajal en los hechos pero, agregó que “sí se pudo establecer que estuvo presente en la escena del crimen y cuál era el teléfono celular que estuvo usando, y que lo tuvo presente en el lugar del hecho”.

De acuerdo a lo ventilado en el proceso oral, el homicidio de Cejas ocurrió alrededor de las 0.37 del 22 de septiembre de 2020 en las calles Gaboto y Sarmiento de Rosario, una de las esquinas del hospital Español de esa ciudad santafesina.

La investigación determinó que Cejas estaba en su Chevrolet Onix, junto a su madre, mientras aguardaban al padre, que se sometía a diálisis en ese centro de salud y murió nueve días después del crimen.

En esas circunstancias, cuatro personas que también se movían en un Onix pero de color oscuro, pasaron por el lugar y luego volvieron.

Tres de los asaltantes bajaron del auto y uno efectuó un disparo al aire para evitar la intervención de los taxistas que estaban en una parada lindera al hospital.

De acuerdo al juicio, uno de los asaltantes abrió la puerta del lado del acompañante y sacó a la madre de Cejas con violencia, mientras los otros dos rompieron el vidrio de la puerta del conductor y uno disparó contra el “Oso”.

Finalmente se llevaron el automóvil y Cejas murió en el lugar, mientras era atendido por personal del hospital Español.

Por su parte, Cajal fue detenido poco después con el automóvil utilizado para el robo que derivó en asesinato, recordaron fuentes del caso.

El otro implicado en el hecho es un menor de edad que es sometido a la Justicia de Menores de Santa Fe, y que sería quien disparó el arma que mató a la víctima.

La fiscal recordó que, además, hay dos personas aún no identificadas que participaron del crimen.