Santiago del Estero, Domingo 14
Abril de 2024
X
Regionales

Dos policías fueron detenidos tras ser acusados de filmar el abuso sexual de una compañera

La Justicia investiga un hecho ocurrido el pasado 23 de diciembre a la salida de una cervecería. “El daño que me hicieron es irreparable”, declaró la víctima.

04/02/2023

En los últimos días, dos policías quedaron detenidos bajo prisión preventiva luego de ser acusados de abusar sexualmente a una compañera. El hecho, ocurrido el pasado 23 de diciembre en la localidad santafesina de San Lorenzo, habría sido filmado por los propios miembros de la fuerza de seguridad.

La Justicia determinó que uno de ellos fuese imputado como autor del delito y el otro como partícipe necesario. Éste último justamente fue indicado como quien filmó la violación.

La imputación realizada por el fiscal Maximiliano Nicosia contra José Matías R. y Leandro P., se efectivizó luego de la denuncia presentada por la víctima el 18 de enero.

El fiscal acusó a José Matías R. de abuso sexual con acceso carnal agravado “por haber sido cometido por miembro integrantes de las fuerzas de seguridad en ocasión de sus funciones” en calidad de autor y consumado.

El subinspector trabajaba como sumariante en la comisaría 4ª de Fray Luis Beltrán y fue detenido esta semana en su casa de barrio Plata, en Rosario, por personal de la Agencia de Control Policial (ACP).

En cuanto a Leandro P., miembro del Grupo de Operaciones Tácticas (GOT) de la Unidad Regional XVII, el fiscal Nicosia lo consideró “partícipe necesario”. El suboficial fue detenido en su casa, ubicada en Capitán Bermúdez. De acuerdo al relato de la policía denunciante, el abuso tuvo lugar el 23 de diciembre de 2022 entre las 4 y las 4.42 de la mañana a media cuadra de una cervecería de San Lorenzo.

José Matías R., que estaba haciendo adicionales en el local, trasladó a la víctima (mencionada como G.D.) a su vehículo estadio a 50 metros del lugar. Fue allí donde la besó, la tocó y abusó de ella.

De acuerdo a la acusación, la víctima llegó al bar con un grupo de amigos y amigas, provenientes de una despedida de año en Pueblo Andino. “Ella se sentía cansada y R. le ofreció llevarla al auto para descansar. La sentó en el asiento del conductor y luego volvió al servicio”, indicó el fiscal.

“Temo por mi vida y por mi integridad física. Vivo con mi hija sola y estoy separada hace un año por hechos de violencia. El daño que me hicieron es irreparable. Me animé a denunciar porque esta situación fue muy dura para mí. Yo sigo trabajando y mi deseo es que ellos continúen detenidos”, declaró la policía abusada en la audiencia.

La declaración de los policías involucrados

“A la chica que nos acusa la sacaron del boliche porque estaba mal, ebria, desalineada. Luego lo veo a “M” que la agarró para que no pase vergüenza, la llevó a mitad de cuadra y la dejó dentro del auto. Jamás dejé mi puesto de servicio adicional. En ningún momento estuve en el hecho. Entré al boliche, cobré mi adicional y me fui a mi casa. Llevé a un personal de seguridad que trabaja en el boliche, llamado Lucas”, relató el suboficial P.

También declaró el subinspector R. “Una chica policía la sacó del boliche porque se caía y estaba dormida. Le ofrezco una banqueta en la puerta. Sentí vergüenza por ella y le dije al patovica Lucas de llevarla a mi auto. Ella me dijo que sí. Le abrí el auto y volví para mi servicio. Fui y le dije a una amiga suya llamada A. que ella salió porque estaba descompuesta”.

“Cuando terminó el servicio en el boliche me fui a la comisaría 4° porque cumplía servicio de guardia a partir de las 7. Recibí un llamado preguntándome por el celular y la cartera de G. Yo me fui solo. Ella se había quedado con su amiga A.”, narró R.

La jueza Griselda Strólogo resolvió dictarle la prisión preventiva por un plazo máximo de dos años para R. y avaló el acuerdo entre el fiscal Nicosia y la defensora Andriozzi de 90 días de prisión preventiva para P