Santiago del Estero, Viernes 09
Diciembre de 2022
X
Regionales

Un joven baleado murió en Rosario y ascienden a 216 los homicidios en lo que va del año

Santiago Insaurralde estaba internado desde el pasado 19 de agosto. No hay detenidos por el crimen.

24/09/2022

Un joven de 19 años que había sido baleado a mediados de agosto pasado en Rosario murió tras estar 35 días internado en el área de cuidados intensivos de un hospital público local como consecuencia de las heridas sufridas. Los homicidios en esa ciudad santafesina ascienden a 216 en lo que va del año.

La víctima fatal fue identificada como Santiago Insaurralde, quien en la noche del 19 de agosto recibió varios disparos mientras caminaba por la calle Clavel al 7000, entre Rosa Silvestre y pasaje Peatonal, en el barrio Las Flores, zona sur de Rosario.

Ingresó al hospital "Roque Sáenz Peña" con varios impactos de bala, pero luego fue trasladado al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez debido a la gravedad de las heridas.

Allí murió a las 13.30 este viernes, tras permanecer durante 35 días en "estado reservado", según informó el Ministerio Público de la Acusación (MPA). El cuerpo fue llevado al Instituto Médico Legal para que le realicen la autopsia correspondiente.

Miembros del gabinete criminalístico y de la división de homicidios de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) secuestraron de la escena del crimen una vaina servida calibre 9 milímetros y un plomo, que fueron enviados a peritar por orden de la fiscal en turno de la Unidad de Homicidios Dolosos, Gisela Paolicelli.

Hasta el momento no hay personas detenidas por el ataque armado que derivó en el homicidio.

Con la muerte de Insaurralde, el número de homicidios contabilizados en apenas 23 días de septiembre asciende a 21, mientras que el total es de 216 si se tienen en cuenta los 266 días del 2022 en el departamento de Rosario. Es decir, una muerte por la delincuencia cada 29 horas.

Doble crimen en Rosario
Perseguidos por delincuentes que iban en un auto y una moto, dos hermanos fueron asesinados a balazos en Rosario en la madrugada del sábado 17 de septiembre. La Justicia confirmó que los emboscaron cuando iban a guardar su vehículo en la zona oeste.

El doble crimen ocurrió pasada la una de la mañana, cuando Javier Fernando Echeverría decidió meter su Peugeot 308 en la cochera. Acompañado por la otra víctima, salieron a la calle a buscar el coche y fueron sorprendidos por los agresores.

El hombre de 39 años y su hermano mayor intentaron huir en barrio Matheu. La persecución concluyó cuando chocaron en la esquina de Callao y Presidente Quintana, donde quedaron a merced de los atacantes.

 De acuerdo a la evidencia y testimonios recabados por el Ministerio Público de la Acusación (MPA), un motociclista se acercó después de la colisión y disparó contra los ocupantes del Peugeot 308 blanco. Otros delincuentes a bordo de un segundo auto también huyeron después de la emboscada.

Daniel Maximiliano Echeverría (41) murió en el lugar como consecuencia de los balazos que recibió. A su hermano menor lo llevaron hasta el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca), pero los médicos no pudieron salvarlo.

El auto de las víctimas quedó detenido sobre la esquina sudoeste de Callao y Presidente Quintana, entre la pared de la ochava y una columna de alumbrado público. Allí puede verse un mural dedicado a Santiago "Cucurucho" Santamaría, histórico goleador de Newell's. Allí trabajó la Agencia de Investigación Criminal (AIC) en busca de evidencia para dar con los asesinos.