Santiago del Estero, Viernes 07
Octubre de 2022
X
Revista

Captan el momento en que colisionan dos galaxias: cómo influye esto en la Vía Láctea

La imagen que ya le dio la vuelta al mundo fue capturada cuando ambas estaban aproximadamente a la misma distancia de la Tierra y el centro del ente que la engloba.

13/08/2022

El Universo es probablemente el ente con más sorpresas y misterios por descubrir. Recientemente se registró un hecho sin precedentes que podría ser un signo de alarma para el planeta Tierra: la colisión de dos galaxias. Se reveló una nueva imagen que dejó en evidencia el choque entre ellas. Además, con el paso del tiempo se fusionarían en una misma.

Fue a través del telescopio Gemini North, ubicado en la cima de Maunakea en Hawai, donde se logró vislumbrar el fenómeno del Cosmos. Se trató de las dos galaxias espirales NGC 4568 y NGC 4567 y, aunque el hecho se observó a 60 millones de años luz de distancia, podría ser un incidente que anticipe el destino de la Vía Láctea, donde se encuentra la Tierra.

Todo ocurrió cerca de la constelación de Virgo y, de acuerdo con los pronósticos, eventualmente las NGC 4568 y NGC 4567 se fusionarían en una misma. Cuando se captó la imagen, las dos estaban a unos 20.000 años luz de distancia entre sí, la misma distancia de la Tierra al centro de la Vía Láctea, pero, a medida que se cierren, la magnitud del impacto generaría cambios catastróficos e irreparables.

“Sus fuerzas gravitatorias en duelo desencadenarán ráfagas de intensa formación estelar y distorsionarán salvajemente sus estructuras que alguna vez fueron majestuosas”, explicó el NOIRLab de la Fundación Nacional de Ciencias, que opera el observatorio, a inicios de esta semana. Sus declaraciones y las imágenes alarmaron a varios expertos y ya tienen en vilo a muchos amantes del Cosmos.

Si bien es algo que no le tocará vivir a ninguna de las personas que lee este artículo, se trata de un suceso interesante y que logró conmocionar a más de uno. Estas galaxias tardarán millones de años en chocar entre sí, creando espacios cada vez más pequeños y difíciles de separar, así como “largas serpentinas de estrellas y gas”.

Los especialistas creen que tardará mucho tiempo, pero llegará el día en que estén tan entrelazadas que no puedan separarse. Esto daría pie a lo que se prevé también para la Vía Láctea: existirán como una sola galaxia que “emergió desde el caos”, según detalló el NOIRLab.

El futuro de la Vía Láctea tras el choque de dos galaxias
Los expertos prevén que, en unos 5000 millones de años, la galaxia en la que viven todos los seres humanos tendrá su propia fusión similar a la que se vio con las NGC 4568 y NGC 4567. Es un destino casi indudable: se colisionará con la Galaxia de Andrómeda y pasarán a ser una misma en algunos millones de años.

No es algo nuevo para la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA), ya que la agencia hace estas proyecciones desde el año 2012 ,cuando el Telescopio Espacial Hubble descubrió que Andrómeda estaba muy cerca de la Vía Láctea. “Está cayendo inexorablemente hacia la Vía Láctea a alrededor de 250.000 millas por hora”, compartieron en aquel entonces.

Esto quiere decir que iba tan rápido como para viajar de la Tierra a la Luna en solo una hora. Aunque la NASA advirtió que en el caso de Andrómeda y Vía Láctea no chocarán entre sí, debido a la separación de sus estrellas, por lo tanto, serán lanzadas a diferentes órbitas alrededor del nuevo centro de una galaxia combinada.

TAGS NASA