Santiago del Estero, Viernes 07
Octubre de 2022
X
Revista

Elon Musk canceló la compra de Twitter y deberá pagar una multa millonaria

Elon Musk canceló la compra de Twitter. En una carta firmada por su abogado, el hombre más rico del mundo le notificó a la compañía que rescindiría el acuerdo, por el cual estaba dispuesto a pagar 44 mil millones de dólares.

09/07/2022

Musk acusó a Twitter de no brindarle la información que había pedido sobre el número de cuentas falsas en la red social, una cuestión que había trabado las negociaciones en las últimas semanas.

Pese a haber tenido acceso a algunos datos internos, el multimillonario nunca llegó a precisar el porcentaje real de perfiles de spam, incluso siendo el accionista mayoritario.

Aunque Musk ya había hecho comentarios que ponían en duda su compromiso con el acuerdo, en los últimos días reportes indicaban que su equipo se estaba preparando para un "cambio de dirección".

Aunque lo firmado incluía una claúsula de 1.000 millones de dólares de multa para cualquiera de las partes que se saliera del acuerdo, la junta directiva de Twitter advirtió que iniciará acciones legales.

"El Consejo de Administración de Twitter está comprometido con el cierre de la transacción en el precio y los términos acordados con el señor Musk y planea emprender acciones legales para hacer cumplir el acuerdo de fusión", dijo Bret Taylor, presidente del consejo, en un tuit. "Confiamos en que prevaleceremos en el Tribunal de Cancillería de Delaware".

La posible ruptura del acuerdo es sólo el último giro en la saga entre el hombre más rico del mundo y una de las plataformas de redes sociales más influyentes. Gran parte del drama se ha desarrollado en Twitter mismo, donde Musk (que tiene más de 100 millones de seguidores) lamentó que la empresa no esté a la altura de su potencial como plataforma para la libertad de expresión.

En un lapso de pocos meses, el dueño de Tesla y Space X se convirtió en el mayor accionista de la compañía, rechazó un puesto en la junta directiva, acordó comprar la plataforma de redes sociales y luego comenzó a plantear dudas sobre seguir adelante con el trato.

Por qué canceló Elon Musk la compra de Twitter
El magnate venía cuestionando, desde que anunció su intención de comprar Twitter, su principal preocupación: la enorme cantidad de cuentas falsas que existen en la red.

En la carta que canceló el acuerdo, revelada en una presentación de la Comisión de Valores y Bolsa de Estados Unidos (SEC), el abogado Mike Ringler dijo que "Twitter no ha cumplido con sus obligaciones contractuales".

Ringler dijo que Twitter no proporcionó a Musk la información comercial pertinente que solicitó, tal y como, según Ringler, exige el contrato. Musk había dicho previamente que quería evaluar las afirmaciones de Twitter de que alrededor del 5% de sus usuarios activos diarios monetizables (mDAU) son cuentas de spam.

"Twitter ha fallado o se ha negado a proporcionar esta información", afirmó Ringler. "A veces, Twitter ha ignorado las solicitudes del señor Musk, a veces las ha rechazado por razones que parecen injustificadas, y a veces ha afirmado cumplir mientras daba al señor Musk información incompleta o inutilizable".

Los ejecutivos de Twitter insistieron en ese menos del 5% que correspondería a las cuentas falsas, pero el empresario nacido en Sudáfrica está convencido de que el número es mucho mayor.

Twitter, por su parte, defiende su posición: dice que es imposible calcular las cuentas de spam a partir únicamente de información pública.

"Aunque este análisis sigue en curso, todos los indicios sugieren que varias de las revelaciones públicas de Twitter sobre sus mDAU son falsas o materialmente engañosas", sentenció Ringer.

Cuánto deberá pagar de multa Elon Musk por cancelar la compra de Twitter
La marcha atrás le costará a Elon Musk cerca de mil millones de dólares. Esto tiene que ver con el acuerdo que habían firmado las partes en la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC).

La cifra aparecía en el contrato como "termination fee" (tasa de cancelación) y hace referencia a qué sucedería si el multimillonario decidiera finalmente no ejecutar la compra, o si no hubiese podido reunir el dinero necesario para completar la transacción.

Los papeles firmados reunían otros supuestos por los cuales también podía darse el caso inverso: que Twitter debiera pagarle a Musk. En este sentido, si Twitter decidía cerrar el acuerdo con otra parte, también hubiese tenido que pagar mil millones de dólares.

El documento registrado en la SEC fijaba una fecha para el cierre definitivo de la operación de la compra: 24 de octubre de 2022. Si llegaba a pasar ése día, el acuerdo podía considerarse dado de baja.

Las acciones de Twitter caían alrededor de un 7% tras la noticia, después de cerrar el viernes a 36,81 dólares en Nueva York. La acción ha caído un 15% este año y no se ha acercado a los 54,20 dólares que Musk ofreció en el acuerdo.