Martes 22
Junio de 2021
X
Espectaculos

Cacho Fontana fue dado de alta tras permanecer internado durante 10 días

Su hija confirmó que el histórico conductor ya regresó a su hogar tras dejar el Hospital Fernández.

04/05/2021

Después de transitar una neumonía bilateral por un cuadro de COVID-19, Cacho Fontana fue dado de alta. La noticia fue confirmada por su hija Antonella a través de sus redes sociales. “Eternamente agradecida a todo el personal del Hospital Fernández”, publicó en Twitter.

El histórico conductor permaneció 10 días internado en el centro médico porteño, donde transitó la enfermedad sin complicaciones y ya se encuentra en la residencia en la que vive en Chacarita.

Las alarmas en torno a su salud se encendieron el 25 de abril cuando debió ser atendido con urgencia. Además de la infección en sus pulmones, también había sufrido una insuficiencia cardíaca.

Fontana, que cumplió recientemente 89 años, se había vacunado pocos días antes de su internación con la primera dosis de la vacuna de AstraZeneca contra el COVID-19.

Ya se había contagiado de coronavirus en julio del año pasado. Una vez que recibió el alta, regresó a la residencia, pero al poco tiempo tuvo que ser nuevamente hospitalizado por un cuadro de deshidratación.

En las semanas que contrajo el virus por primera vez, se lo trató como paciente asintomático durante algunos días. Sin embargo, su cuadro derivó en una neumonía y tuvo que ser internado. En febrero había recaído con otro cuadro de neumonía y también debió ser atendido de urgencia.

Un prócer de los medios argentinos

Podríamos contar los inicios de Cacho Fontana cuando animaba las noches del Chantecler, por ejemplo, o cuando entró en la radio como locutor suplente y relator de radioteatros. O la época en que integró los equipos que transmitían fútbol en Radio Rivadavia con José María Muñoz. Pero el gran despliegue de su talento se hizo inmensamente popular en su legendario programa de radio El Fontana Show, con las locutoras María Esther Vignola y Rina Morán. Esas mañanas de risas contagiosas y notas inesperadas iniciaron una manera diferente de hacer radio que ya nunca volvió a sus estructuras tradicionales. Su voz es un tesoro de precisión y calidez.

En la televisión hizo –entre muchos otros- dos productos extraordinarios. El programa de preguntas y respuestas Odol pregunta sigue vigente en la memoria nacional: su estilo distinguido, su sonrisa y su don de gentes lo consagraron como una de las figuras más queridas y admiradas del medio. Y cuando la tecnología aligeró el peso de las herramientas, fundó el icónico Video Show. Con cámaras que podían cargarse al hombro, sacó la televisión a la calle, viajó por el mundo y revolucionó la manera de hacer televisión. Antes que locutor, actor, periodista y conductor, Cacho Fontana fue un gran productor, con ideas potentes y una acción decidida.