Santiago del Estero, Viernes 09
Diciembre de 2022
X
Somos Deporte

Los graves incidentes fuera del estadio donde jugaban Gimnasia y Boca

Los choques entre los fanáticos y la Policía se iniciaron cuando se cerraron las puertas del estadio. Un hincha de 57 años falleció de un paro cardíaco. El gas ganó las tribunas y el campo de juego.

06/10/2022

Lo que debía ser una fiesta deportiva, de repente se convirtió en una escena inquietante. Corrían 9 minutos del duelo entre Gimnasia y Boca Juniors por la fecha 23 de la Liga Profesional, cuando el partido quedó demorado luego de que una nube de gas lacrimógeno ganara el campo de juego. ¿La causa? Los graves incidentes que se generaron fuera del estadio del Boque porque se cerraron las puertas del reducto y muchos hinchas que se quedaron sin ingresar intentaron hacerlo.


Te recomendamos: Murió un hincha tras los incidentes en Gimnasia-Boca


Allí, la Policía bonaerense respondió con postas de goma y se suscitaron enfrentamientos con los fanáticos que no consiguieron entrar a sus ubicaciones. En la transmisión de TNT Sports, también corrió la versión de que el disparador fue que un oficial empujó a una niña y allí se dio la reacción de los aficionados.


Te recomendamos: El momento en que se suspendió Gimnasia-Boca por el gas lacrimógeno


Lo que ocurría puertas afuera del Juan Carmelo Zerillo llegó al interior con los gases lacrimógenos, que afectaron al público, a los jugadores e integrantes de los cuerpos técnicos. El árbitro Hernán Mastrángelo dio la orden de que los protagonistas regresaran al vestuario, mientras muchos espectadores, afectados por el gas, ingresaban al césped para alejarse del foco de conflicto y buscar aire.


Te recomendamos: Locura en El Bosque: suspendieron el partido entre Boca y Gimnasia por serios incidentes


Se dieron situaciones impactantes. Brahian Alemán, referente del Lobo, lanzando bebida a las tribunas. Gorosito cubriendo su cabeza con un saco, totalmente enceguecido. Oscar Piris, defensor local, trepando desesperado a la platea para buscar a su familia y llevarla al cobijo del vestuario. Hinchas recostados en el césped, visiblemente golpeados por el efecto del gas. Un mar de fanáticos ganando el campo de juego. Los altoparlantes indicando los lugares donde se hallaban apostadas las ambulancias. Y los sonidos de las postas de goma como banda de sonido de un momento terrible.

Con el correr de los minutos, la situación se fue calmando dentro del estadio, donde la mayoría de las puertas permanecieron cerradas. No obstante, afuera la situación no se calmó. Siguieron atronando los estallidos de las balas de goma.