Santiago del Estero, Jueves 08
Diciembre de 2022
X
Somos Deporte

Cómo le fue a Boca ante River desde la llegada de Riquelme a la vicepresidencia

El ídolo del Xeneize asumió en diciembre de 2019 para suceder a la gestión de Daniel Angelici y cambió el balance de los Superclásicos.

12/09/2022

La tendencia que instauró Marcelo Gallardo desde su llegada a River Plate a mediados de 2014 en los enfrentamientos contra Boca Juniors, logró grandes alegrías en los hinchas del Millonario con la Copa Libertadores 2018 como gran estandarte. Pero la salida de Daniel Angelici como presidente del Xeneize y la irrupción de Juan Román Riquelme en la fórmula de Jorge Amor Ameal a fines de 2019 parecen haber dado vuelta la historia una vez más a favor del club de la Ribera.

El debut desde el palco para el ídolo fue con un empate 2-2 en La Bombonera por la Copa Diego Armando Maradona que más tarde quedaría en la vitrina de Boca al derrotar a Banfield en la final. Dos meses más tarde, se vieron las caras en el mismo escenario y otra vez repartieron puntos con un 1-1 en la Copa de la Liga Profesional.

El primer festejo arribó poco tiempo después en los cuartos de final de dicho certamen donde un River diezmado por un brote de coronavirus en el plantel quedó eliminado por penales después de igualar 1-1 con goles de Carlos Tévez y Julián Álvarez.

En la segunda mitad del 2021 se enfrentaron en los octavos de final de la Copa Argentina y la definición desde los doce pasos volvió a ser decisiva tras un 0-0: Miguel Ángel Russo hiló su segunda eliminación del clásico rival en el estadio Ciudad de La Plata en otro certamen que también sería campeón, en este caso al vencer a Talleres.

Al cuarto enfrentamiento, la Araña se encargó de darle el primer sabor amargo a Riquelme como dirigente con una victoria para los de Núñez 2-1 que fue el empujón anímico para que más tarde River sea campeón del campeonato doméstico.

Pero lejos de romper la tendencia que marcó en gran parte del año pasado, el 2022 viene siendo con sonrisas para Juan Román con victorias en ambos partidos y en los dos escenarios: 1-0 en el Monumental con tanto de Sebastián Villa y 1-0 en La Bombonera con el grito de Darío Benedetto.

El historial marca cuatro festejos en total si se tiene en cuenta las eliminaciones por penales, dos empates y una derrota para la gestión que llegó para regresar al Xeneize a sus épocas de gloria.

Plantado en los cuartos de final de la Copa Argentina con Quilmes como rival, ya se palpita otro Superclásico, pero en semifinales ya que el Millonario tiene un choque con Patronato para llegar a dicha fase. Después del paso al frente que realizó el plantel dirigido por Hugo Ibarra, la posibilidad de tener otro enfrentamiento a la brevedad está cerca de ser una realidad.