Domingo 28
Noviembre de 2021
X
Espectaculos

J. K. Rowling denunció que activistas de género filtraron su dirección en las redes

La autora de la saga Harry Potter comentó en Twitter que “tres actores activistas” compartieron una foto de su casa por “hablar de los derechos de las mujeres basados en el sexo”

25/11/2021

La británica J. K. Rowling (56), autora de la saga Harry Potter, denunció por redes y ante las autoridades policiales de su país ser víctima de doxxing, una práctica maliciosa online que consiste en hacer púbicos datos privados y que en este caso habría sido ejecutada por tres actores y “activistas” de disidencias sexuales que difundieron sus propios retratos, tomados frente a la casa de la escritora, dejando ver claramente la dirección del domicilio particular.

La escritora aseguró que su caso no es el único dentro del grupo de mujeres que “se niega a aceptar que el concepto sociopolítico de identidad de género debe sustituir al de sexo” y que, como ella, “han sido objeto de campañas de intimidación que van desde el acoso en las redes sociales, el señalamiento de sus empleadores, hasta ciberataques y amenazas directas de violencia, incluida la violación”.

Rowling, quien no participará de la celebración de HBO por los 20 años de la primera película de Harry Potter, presuntamente por el protagonismo ganado con posteos considerados transfóbicos, evaluó que esa acción forma parte de una “amenazas” en su contra.

“El viernes pasado, la dirección de mi familia fue publicada en Twitter por tres actores activistas que se fotografiaron frente a nuestra casa, colocándose cuidadosamente para que nuestra dirección fuera visible” posteó Rowling en un hilo donde agradeció la asistencia de Scotland Yard y “a todos los que denunciaron la imagen a @TwitterSupport. Su amabilidad y decencia marcaron la diferencia para mi familia y para mí”.

En tanto pidió “a las personas que retuitearon la imagen con la dirección aún visible, aunque lo hayan hecho condenando las acciones de estas personas, que la borren”.

“Tengo que asumir que @IAmGeorgiaFrost, @hollywstars y @Richard_Energy_ pensaron que el doxxing me intimidaría para no hablar de los derechos de las mujeres basados en el sexo. Deberían haber reflexionado sobre el hecho de que he recibido tantas amenazas de muerte que podría empapelar la casa con ellas y no he dejado de hablar. Tal vez -y lo digo por decir- la mejor manera de demostrar que su movimiento no es una amenaza para las mujeres, es dejar de acechar, acosar y amenazar”, cerró.