Lunes 18
Octubre de 2021
X
País

Renault suspendió las ventas de su auto más barato por el cepo de las importaciones

Es el Kwid, fabricado en Brasil y cuyos precios iban de $ 1,9 millones a $ 2,6 millones.

14/10/2021

Por las restricciones a las importaciones que padece la economía argentina, Renault decidió suspender la venta en el mercado local del Kwid, modelo fabricado en Brasil y que, tras su lanzamiento, fue el de mayor volumen de ventas de la marca francesa en el país.

"Atentos a los problemas de disponibilidad generados por las restricciones a las importaciones y con el objetivo de potenciar los vehículos de fabricación nacional, nos vimos obligados a tomar la decisión de discontinuar momentáneamente la importación y venta del modelo Kwid en nuestro país", confirmó la automotriz europea, ante la consulta de El Cronista.

"Sabemos que el Kwid es un vehículo muy aceptado por el público argentino y esperamos, en algún momento, poder volver a traerlo a nuestro mercado, cuando las condiciones del contexto lo permitan", agregó.

Según explica el sitio especializado Argentina Autoblog, que divulgó originalmente la información, el Kwid es un hatchback (carrocería sin baúl) del segmento A (o citycar), en el que compiten los modelos compactos, de entrada de gama de cada terminal. Lanzado en el país en noviembre de 2017, su año de mayor volumen de ventas fue 2018: 22.527 patentamientos, el 19,7% del total de ventas al público que el rombo registró ese año, según datos de la Asociación de Concesionarios Automotores de la República Argentina (Acara). Fue el sexto auto más comercializado del país.

Ya el año pasado, se habían matriculado 7657 unidades del modelo, 36,5% menos que en 2019, una caída de 10 puntos superior a la del mercado. En gran parte, debido al torniquete a la importación que aplicó el Gobierno por su crisis cambiaria, que hizo que los autos de producción nacional alcanzaran niveles de participación superiores al 50%, algo infrecuente para el mercado doméstico, cuyo 60% suelen ser autos compactos, casi todos fabricados en Brasil.

De hecho, en los últimos dos meses, los concesionarios le reclamaron públicamente al Ejecutivo nacional que le libere más dólares a las automotrices para que puedan vender más autos importados, debido a las restricciones que existen actualmente en la oferta.

Así, en nueve meses de 2021, se comercializaron sólo 2974 unidades del Kwid, un 47,2% menos que igual periodo de 2020. El modelo aportó sólo el 10% de las ventas de Renault en lo que va del año.

Kwid era el modelo más económico de Renault en el país. Su última lista de precios (octubre) lo valuó entre $ 1,88 millones y $ 2,08 millones, según la versión. Era, también, el que más traccionaba las ventas de Plan Rombo, el plan de ahorro de la automotriz francesa. Por tal motivo, Renault aclaró: "Todas las personas que tenían un plan activo de Kwid son migrados automáticamente a un plan de Sandero, una gama con mayores dimensiones, mejor motorización y más equipamiento y confort".

"A este grupo de clientes que solicitaron un Kwid, les facturaremos un vehículo de la gama Sandero, sin costo adicional", refuerzan en la empresa.

Fabricado en Córdoba, Sandero es un modelo de la gama siguiente. Según la lista oficial de precios de Renault de este mes, va de $ 1,9 millones a $ 2,6 millones.

La automotriz francesa, que fabrica los modelos Sandero, Sandero Stepway, Kangoo y la pick-up Alaskan en el país, estuvo recientemente apuntada por el Gobierno debido al desequilibrio de su balanza comercial.

En julio, su CEO en el país, Pablo Sibilla, comentó que la empresa había suspendido un salto de producción en su complejo de Santa Isabel, y la contratación de 360 operarios, por no tener "garantías" de provisión de piezas, debido a los controles cambiarios y aduaneros.

Esto provocó una fuerte reacción del Gobierno, que a través de voceros acusó a la francesa de no cumplir con sus proyecciones de producción y exportación. "Hoy es más importadora que productora", dispararon desde los despachos oficiales.