Sábado 18
Septiembre de 2021
X
Espectaculos

Wanda Nara recibió la vacuna contra el coronavirus en París

La empresaria que reside en Francia junto a Mauro Icardi y sus cinco hijos, mostró la primera imagen de su vacunación y deseó que en nuestro país pronto todos puedan inmunizarse.

24/05/2021

Wanda Nara se vacunó en París por primera vez. En un significativo posteo para redes sociales, la empresaria compartió la primera imagen de su vacunación y deseó que en la Argentina pronto todos puedan vacunarse. En varias ocasiones, había manifestado su preocupación por la emergencia de las nuevas cepas de coronavirus.

Desde París, donde vive con su familia, sus cinco hijos -los tres que tuvo con Maxi López- y las dos niñas que tiene con su pareja Mauro Icardi, la empresaria de 34 años se acercó a un centro de vacunación y se dio la inyección con la que sueña mucha gente para inmunizarse contra este virus.

Wanda tuvo coronavirus en septiembre del año pasado luego de unas vacaciones en Ibiza cuando Europa flexibilizó un poco las restricciones.

La empresaria se mostró preocupada con las nuevas restricciones impuestas por Francia para frenar la ola de contagios de coronavirus. Como en muchos países de Europa, el descubrimiento de nuevas cepas del virus, obligó a los países europeos a tomar medidas drásticas para frenar el avance de los contagios mientras se desarrollan las campañas de vacunación.

“Hoy fue mi turno. Deseo con todo mi corazón que todos puedan vacunarse lo antes posible y que mi país, Argentina supere pronto esta terrible situación que tan triste nos tiene a todos”, aseguró con la foto de la vacuna que publicó en su Instagram, pero no aclaró cuál vacuna le fue aplicada.

Mientras en Argentina se suceden los récords de casos y la segunda ola de la pandemia hace estragos, cada lugar del mundo vive su propia realidad respecto al coronavirus. En París, durante abril hubo también restricciones. En esa oportunidad, la representante de Icardi compartió una serie de postales de su nueva normalidad parisina. Allí se los vio a sus tres hijos varones (Valentino, Benedicto y Constantino) y a las dos nenas (Francesca e Isabella) aprovechando cada ambientes de la casa, cada uno conectado con diferentes dispositivos. La educación a distancia fue, y sigue siendo, una de las postales de este tiempo.