Martes 22
Junio de 2021
X
País

Se conoció la identidad del pasajero que ocultó tener coronavirus y la pena que recibiría

“Es un irresponsable que subió al avión sabiendo que tenía Covid", indicó la Directora Nacional de Migraciones, Florencia Carignano que brindó mayores detalles de lo sucedido.

03/05/2021

El domingo último las cámaras térmicas del Aeropuerto Internacional de Ezeiza indicaban que un pasajero que venía de Miami, Estados Unidos, se encontraba con 38 grados de fiebre.

El joven de 29 años había mentido en su declaración médica que se encontraba libre de coronavirus, cuando en realidad viajaba ocultando un análisis PCR positivo, ha esto se suma la falta de control por parte de la empresa en la cual voló.

Por este motivo las autoridades realizaron una denuncia de oficio y posteriormente se detuvo al pasajero que presentó resistencia a la autoridad en el momento en que quisieron trasladarlo a un hotel porteño, ubicado en la calle Libertad, donde cumple ahora el aislamiento. El pasajero fue identificado como Santiago Solans Portillo, de 29 años, que viviría en un country de Moreno.

En el marco de esta causa la Directora Nacional de Migraciones, Florencia Carignano, explicó en diálogo con Radio 10: “Para subir al avión hay que llenar una declaración jurada online y adjuntar un PCR negativo, y la aerolínea debe pedírselo antes de embarcar. Algo que acá no pasó. El pasajero presentó un certificado médico que decía que no tenía síntomas compatibles con el COVID”.


Te recomendamos: Coronavirus en Argentina: confirmaron 15.920 nuevos infectados y 540 muertes


En esa línea, detalló: “La aerolínea que perimió esto fue American Airlines y vamos a sancionarla seguramente. Tienen la competencia de solicitarle a la persona el PCR que no puede tener más de 72 horas y acá no se lo pidieron. En Ezeiza, cuando bajó, pasó por las cámaras térmicas y se detectó que tenía 38 grados de fiebre”.

Acerca de la pena que le puede caber al pasajero, ya que violó el artículo 202 del Código Penal, Carignano señaló: “Entre 3 y 15 años de prisión, dependiendo de si contagió a alguien más y, ojalá no suceda, le provoque la muerte a alguno de ellos”.

Por último, la titular de Migraciones dio su opinión sobre lo ocurrido: “Es un irresponsable que subió al avión sabiendo que tenía COVID. Hay que tener responsabilidad porque estamos en pandemia”.