Una ciudad desierta por el feriado del Día de la Independencia